lunes, 7 de noviembre de 2016

Ontological affinity

{tú a ti}
Y entonces encuentras afinidad porque hemos, todxs, sufrido: que la violencia por nuestra sexualidad, que la discriminación a nuestra identidad, que la censura a nuestros cuerpos. Y entonces encuentras complicidades porque las disidencias, el valemadrismo, el azote, el intenseo… se vive igual, o parecido.

{nosotras}
Nos han transgredido, y aunque no nos victimizamos por ello podemos nombrar esos accesos no solicitados a nuestra intimidad. Con las manos o con los penes o con las bocas, nos han transgredido. Y no pudimos evitarlo porque estábamos wasted o porque estábamos esposadas o porque sus corporalidades lograron someternos o porque eran más de uno. Y el miedo se activa porque todo es memoria y experiencia y sentido. Y la rabia no se marcha. Incrementa. Y hemos tenido que salir del clóset de la violencia y de las sexualidades no normadas una y otra vez.

{nosotras}
Seguimos vivas. Y vivxs. Pero no negamos que tenemos tallado en el cuerpo varios dolores. Y, de vez en vez, nos flagelamos por estar instaladas ahí: en el dolor. Además de todo, cargamos a nuestrxs muertxs. Y nos sentimos culpables por estar vivas en dolor, y ellxs muertxs. ¡¿Qué estás haciendo con tu vida?!

{tú a ti}
Pero no estás sola y eso tanto te alegra como te deprime. Muchas comparten tu sentir porque muchas han (sobre)vivido las mismas agresiones. Son muchas como tú: dolidas, silentes, solas, enojadas, castigándose… Nosotras, ustedas: unidas en el malestar de un mundo mierda.

No hay comentarios: