miércoles, 5 de enero de 2011

5 y 10


He andado en una misión reporteril que me ha conducido hacia zonas por las que habitualmente no circulo, básicamente porque son lejanas a mi casa y mis centros de perdición (o de autoconocimiento). Así que aproveché para tomar unas fotos, esta vez con cámara ajena.

La 5 y 10 es un crucero muy famoso que concentra gran cantidad de carros (particulares y públicos), gente, tiendas, vendedores ambulantes, congales, fondas, ruido, contaminación: folklore, pues (como dicen los científicos sociales). Ahí está una clínica del IMSS (de las más viejas de Tijuana aunque renovada), mercados, tianguis y swap meets, complejos departamentales, y numerosas lanzaderas de taxis y microbuses (que acá estos últimos se llaman calafias). La mayoría de estas rutas de transporte colectivo van con destino a la zona Este, que es donde están los nuevos desarrollos (industriales, comerciales y habitacionales, no así educativos pero un poco también), algunas rutas se dirigen al Centro, otras a Otay y otras más en dirección opuesta, hacia Rosarito.

Hace mucho que no caminaba por ahí. Antes (unos 8 años quizá) era de mis rumbos porque vivía hacia Los Pinos (la colonia, no la casa presidencial), y transitaba diario entre ese gentío (u otro gentío, pero gentío al fin). Ahora me abruman sus andadores subterráneos y sus puentes peatonales (que parecen no ser de la anchura necesaria), el olor a combustible quemado, los cláxones ininterrumpidos (convencionales o cantaditos), los peatones que pisan a un centímetro atrás de mis pies y me esquivan milimétricamente si me distraigo (cosa que pasa tan seguido), los mendigos sofisticados que te llegan (nada harapientos) con historias increíbles para conmoverte hasta abrir la cartera. Y eso que no era la hora pico ni son fechas de demasiada actividad.

Me abruma la 5 y 10 porque me desacostumbré, pero no me consterna ni me asusta.

Tomé fotos allí, luego a un restaurante de comida china y finalmente al viejo y conocido bar del Centro, donde un amigo nos cantó.

10 comentarios:

reptilio dijo...

jajaja! la primer foto es asi "la imagen" de una pesadilla que acabo de tener...

como siempre, gracias por compartir, (ya estoy tomando mas fotos tmb) no se si ya te lo dije pero no esta de mas:

Que sea un buen 2011 mucha suerte ET

Anónimo dijo...

Feliz año mujer, estan chingonas las fotos pero no se aprecia el gentio que dices hay, de cualquier manera me agrado lo colorido de estas.

El AnArQuI dijo...

jaaa ese bar de la cueva del peludo nunca se me olvidara el cavernicola entrando a la cueva jaa

Esquina Tijuana dijo...

reptilio: eso! hay que salir a las calles más con la cámara... e igualmente, que este 2011 te sea feliz como una lombriz ☺ [sin pesadillas, qué onda?]

anónimo: gracias, feliz año a ti también... pues no le tomé fotos al gentío porque la neta me inhibe sacar la cámara entre las masas, pero ya he de volver más valerosa.

el anarqui: sí, es un clásico ese congal, quería tomarle foto a la fachada pero la están remodelando, así que sólo hallé este anuncio con el cavernícola.

ɛmɛ.ɛlɛ dijo...

Todo lo mejor para tí en este 2011. La pasada Navidad mi hermana y sobrinos la pasaron aquí con la familia en Mazatlán y por eso no estuve por allá. Extrañe el frío y las multitudes cruzando los puentes en el frenesí de fin de año. Quizás en este nuevo año que comienza vuelva a visitar Tijuana. Muchos saludos y te deseo sobretodo paz y salud. Nos veremos por aquí.

Mujer Maravilla a la Mexicana dijo...

Hola Esquina:

Sin mucho que escribir y sin ganas de hacerlo. Ya me iba a pasar de largo y únicamente llevándome tus palabras pero el post de hacer la buena obra de regalar lo elixires etílicos con alguna botanita me sacó de mi mundo y me obligó a escribirte algo. Nunca, nunca, nunca había escuchado una causa altruista como la tuya. No sé si sea capaz de tener ese entendimiento, bondad combinado con empatía que tú tienes. Para mí siempre la solución es poner a la gente a trabajar y a estudiar. No me gusta reconocer el lado oscuro de las personas y bueno todo mundo tiene eso.

En fin un abrazo muy muy sincerote. Se te desea lo mejor para este nuevo año que estamos desenvolviendo.

Esquina Tijuana dijo...

ɛmɛ.ɛlɛ: muchas gracias por los buenos deseos, son recíprocos. Pues mira que hace un 'chi frío este invierno por acá y frenesí pues siempre hay aunque no sea fin de año jeje sobre todo en la 5y10... es entretenida la dinámica en las calles [debo confesar que mazatlán me encanta, espero volver pronto]

mujer maravilla: tanto tiempo! Voy a invitar a todos los que tengan licores en sus casas para que salgan a obsequiarlos a sus borrachines más cercanos, aunque ya imagino el conflicto (de conciencia) con esta cuestión de no reconocer el lado oscuro [me gusta cómo lo planteas]. Yo también te abrazo virtual y sinceramente, qué bueno que pasaste por acá. Buenas vibras para este 2011!

Bustamante dijo...

Hola Melina.

El día de ayer descubrí por obra del señor google tu blog. No quiero utilizar la siguiente palabra por que me siento como ropa de mi closet, pero es justo y necesario decirlo "me tienes enganchado"

Me ha gustado muchísimo la manera en como escribes y tus fotografías también, los temas son muy entretenidos e importantes, siempre con una disyuntiva que me hace reflexionar.

Se que naciste en Ensenada pero me da gusto que vivas en Tijuana y no precisamente por que yo también, es por que encontrar a alguien que comunique, comparta y enseñe es de sentirse feliz, Baja Californianos y Mexicanos al fin y al cabo. ¿Cúal es la diferencia entre estas dos palabras: cabo y fin? creo que es lo mismo pero bueno.

Quiero darte la bienvenida a mi blog Melina, es sobre arte, pintura, poesía y cualquier otro tema relacionado con arte. No soy tan "PRO" como tu en esto del blog, pero ahí la llevo.

No me gusta mucho el prefijo "PRO" pero contigo ya hay que utilizarlo.

Por último, supe que estuviste en
mi facultad días pasados y aun que días pasados con (s) no te conocía, me gustaría que fueras de nuevo.

Te mando un cordial saludo y sin duda alguna seguiré en contacto contigo.

Att: Alan Cisneros.

Anónimo dijo...

Pero alguien me puede decir porque se le llama 5 y 10

Esquina Tijuana dijo...

Oh sí: se llama 5 y 10 porque hace años había una tiendilla muy famosa (creo que de chinos) que vendían botones y cosas pequeñas todo por 5 ó 10 centavos.